lunes, 16 de noviembre de 2015

El de la preocupación...

No se porque pero desde que era niño siempre he sido preocupado. Otro termino podría ser estresado. 

Quizá soy demasiado aprensivo y a todo (hasta lo mas insignificante o pequeño) le doy mucha importancia. Quizá ese es mi problema, considero que todo es importante aunque no lo sea.

Justo hoy, apenas despertando en un día de asueto, empece con este sentimiento de ansiedad sobre algunos pendientes que tengo que hacer del trabajo. Empecé a pensar en cada uno de los pendientes que tengo, en las actividades que tengo retrasadas y en que tenía que trabajar el día de hoy para adelantar algo.

Estoy seguro que esto también se debe al año tan difícil que he tenido, en la presión laboral que me ha comido casi todo el tiempo desde que me cambie de negocio. Ese fue un gran cambio, no en las actividades o naturaleza del negocio sino mas bien en la atención que se le presta ( y ni hablemos en los mil problemas y situaciones que han pasado este año).

Me gustaría poder cambiar esto porque vivir así no es vivir.
Vivir siempre agobiado por las cosas que tengo que hacer no me permite disfrutar lo que tengo hoy y en verdad me esta consumiendo.


¿Alguna sugerencia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada