lunes, 16 de noviembre de 2015

El de la preocupación...

No se porque pero desde que era niño siempre he sido preocupado. Otro termino podría ser estresado. 

Quizá soy demasiado aprensivo y a todo (hasta lo mas insignificante o pequeño) le doy mucha importancia. Quizá ese es mi problema, considero que todo es importante aunque no lo sea.

Justo hoy, apenas despertando en un día de asueto, empece con este sentimiento de ansiedad sobre algunos pendientes que tengo que hacer del trabajo. Empecé a pensar en cada uno de los pendientes que tengo, en las actividades que tengo retrasadas y en que tenía que trabajar el día de hoy para adelantar algo.

Estoy seguro que esto también se debe al año tan difícil que he tenido, en la presión laboral que me ha comido casi todo el tiempo desde que me cambie de negocio. Ese fue un gran cambio, no en las actividades o naturaleza del negocio sino mas bien en la atención que se le presta ( y ni hablemos en los mil problemas y situaciones que han pasado este año).

Me gustaría poder cambiar esto porque vivir así no es vivir.
Vivir siempre agobiado por las cosas que tengo que hacer no me permite disfrutar lo que tengo hoy y en verdad me esta consumiendo.


¿Alguna sugerencia?

domingo, 8 de noviembre de 2015

El de la motivación...

Debo empezar este post diciendo (como en otros tantos posts) que ha pasado mucho tiempo desde que escribo. Creo que tiene que ver con el título: la motivación.
No es que no me guste escribir o publicar aquí (de hecho en una etapa incluso me sirvió como una especie de terapia), pero cada vez es mas difícil encontrar motivación para hacer las cosas, o en resumidas cuentas, para hacer hasta la más pequeña e insignificante de las cosas.
Creo que esto ya tiene mucho tiempo y creo saber el fondo de todo esto, es solo que a veces a) se intensifica por periodos largos que me ponen de cabeza y b) no logro comprender que se lo que tengo que hacer para que no me vuelvan a pasar. 
La solución es tan clara, evidente y cercana y a la vez es complicada, lejana y sobre todo difícil.

En fin, todo es fruto de nuestras decisiones, ¿cierto?. A veces me gustaría cambiar de decisión para arreglar todo esto.

domingo, 7 de septiembre de 2014

El del nuevo trabajo... kind of...

Muchas cosas han pasado en estos últimos días. La mayoría de ellas positiva.
Primero fue el Congreso anual que siempre se organiza en la marca. La asistencia estuvo muy bien, el lugar, el contenido y el equipo. Creo que fue un total éxito y eso me pone de muy buen humor pues es un evento muy importante en el año. Ya veremos cómo me va con las cuentas.

Por otro lado... es OFICIAL!, me cambio de negocio y de división. Sigo en la misma empresa pero me cambio a una división con una dinámica muy diferente a la que estoy ahora y me voy a un negocio de consumo masivo... finalmente!!! 
No sé si soy yo pero creo que muchos mercadólogos tienen el objetivo/sueño/ilusión/meta de trabajar en una empresa o estar en un negocio de consumo masivo. Yo la verdad es que estoy emocionado y con muchas de ganas de aprender y aportar en este nuevo reto. Claro que siempre existen dudas sobre los cambios y nuevas cosas que se vienen, pero si no fuera por el cambio constante creo que todo sería muy aburrido,

El proceso fue un poco tortuoso. 3 meses duro el proceso, varias entrevistas y mucho silencio. En un momento pensé que todo estaba perdido y que la oportunidad se me había escapado de las manos pero justo el jueves pasado (hace 4 días) me hicieron la propuesta económica y sin pensarlo la acepté.
Solo falta definir la fecha definitiva de mi cambio, parece ser que hay controversia al respecto, si es casi inmediato o si tendré que estar dos meses más en el negocio en el que actualmente estoy.
Y es que hay un pequeño detalle: estoy en un negocio que es completamente diferente a toda la empresa, pareciera que es otra. El sistema es diferente y muchos de los procesos también lo son, y adivinen quien es el único capacitado en el sistema? Pues yo. No quiero tampoco hacer parecer que soy indispensable, creo que todos de alguna manera u otra somos reemplazables. En mi caso, cuando entré hace 4 años al negocio, tuve que aprender todo en prácticamente un día y sin poder hacer preguntas después porque la persona que estaba antes se iba. Es así que aunque entiendo la preocupación de no querer dejarme ir tan pronto al otro negocio, también creo que no es rocket cience lo que hoy hago y que bien capacitada otra persona puede hacer la transición sin problema, eso sin contar que no me voy de la empresa, solo me muevo un piso más arriba y que jamás dejaría que el negocio se cayera por eso.


En fin, ahora estoy en una etapa de transición y cambio. Hay muchos ciclos que cerrar y pendientes que terminar, y también muchas oportunidades por vivir y empezar. Yo por el momento estoy feliz, creo que es una bocanada de aire que seguramente inyectara nuevas y mejoradas ganas.




martes, 22 de julio de 2014

El de la cena y la actitud hacia las cosas...

La semana pasada se organizó una cena con la vice presidenta para Latinoamérica de la división en la que trabajo. La única condición: solo marketers estaban invitados, cero jefes, cero gerentes o directores, solo las personas encargadas de hacer marketing en la división. Además, era fuera de horario laboral, por lo que técnicamente no necesariamente tenías que quedarte o acudir a la reunión.
Al final de cuentas todos los mercadólogos fuimos (9 en total).
¿Cómo nos fue? Creo que muy bien, platicamos sobre nuestros trabajos anteriores, sobre cosas que nadie supiera de nosotros y finalmente le hicimos preguntas sobre la división, sobre la compañía en USA, sobre las posibilidades que tenemos de crecimiento y también de movilidad hacía otros países. Creo que la pasamos bien, pasamos un par de horas y finalmente nos despedimos.
Todo esto estuvo bien, pero hubo personas que desde antes de la reunión llevaban una mala actitud. No digo que todo haya sido perfecto pero creo que cuando te predispones sin siquiera saber que viene ya empezaste mal. En verdad no puedo creer que muchas veces el objetivo sea siempre criticar y nunca proponer, siempre echar abajo todo en lugar de construir.
En fin, creo que este mundo no es perfecto, o mejor dicho, creo que cada quien es diferente y hay muchas formas de pensar. Quizá soy yo el que espera que todo mundo piense como yo.


domingo, 20 de julio de 2014

El de la despedida de una amiga del trabajo…

En verdad que me afectan las despedidas. En esta ocasión fue mi amiga L del trabajo, quien se convirtió en mi mejor amiga del trabajo por una temporada y quien decidió renunciar y embarcarse en un reto profesional mucho más grande y retador.
Aunque no estaba contenta con el trabajo o con la empresa, siempre me hacía reír y su ingenio y risas eran muy contagiosos.
Pasamos por todo, cambio de director, cambio de jefes, cambio (o mejor dicho incremento) de actividades y responsabilidades, personas que se fueron y personas que llegaron.
Aunque quizá ya no teníamos tanta comunicación como antes (nos cambiaron de lugar y de pasillo) siempre era genial poder platicar al menos unos cuantos minutos con ella.
También creo que su opinión crítica y objetiva (a veces no tanto jaja) siempre se reflejaba en todos los consejos que me daba sobre mis mil y una inseguridades laborales.
El día en que se fue (la semana pasada) no se despidió de nadie, quizá así fue mejor pero yo me quedé con esa sensación de no haber podido cerrar ese ciclo. Quizá ese ciclo no estaba destinado a cerrarse pues la amistad siempre seguirá.
Creo que me quedo con sus ganas de buscar cosas mejores, de ser un buen amigo y de siempre motivarme a buscar lo que quiero.

Espero que esta no sea una despedida.

jueves, 26 de junio de 2014

El de la nueva jefa... y todo lo que ese cambio significa


"If there is no struggle, there is no progress"
Frederick Douglass

Así es… tengo nueva jefa desde Marzo.
Los rumores: nos espantaron a todos… (ya había trabajado antes en la oficina), creo que el shock de quedarnos sin jefe y luego los rumores de la nueva jefa hicieron que prácticamente todo el equipo viviera en incertidumbre por algún tiempo y sin saber que esperar.
La realidad: La conocí antes de que entrara oficialmente en una presentación a la corte celestial de la división en la que trabajo. La primera impresión fue buena… de hecho muy buena. Creo que en ese momento todos esos rumores que escuchamos por algunos meses se me olvidaron.
Me cayó bien, con buenas ideas y buena actitud.

Después se fue otra vez como dos semanas y finalmente regresó ya de fijo (yo estaba en la Riviera Maya, post que publique hace un par de días) así que me tocó tratar con ella a partir de su segunda semana y ya va para 3 meses que es mi jefa.

La verdad es que creo que es muy buena, vino a cambiar muchas cosas, a mover al equipo, a motivarnos, a resolver cosas que llevaban años sin poderse cambiar y a darnos una nueva perspectiva. Así que… no queda más que aprovechar todo lo que sabe, todo lo que nos puede enseñar, todo lo que puede conseguir y toda la motivación que nos puede dar.
Creo que todos los cambios traen cosas buenas, siempre te sacan de tu zona de confort y hasta cierto punto son un activador de muchas cosas (ganas, motivación, incertidumbre, emoción, etc), por lo que esta no es la excepción, así que la mejor de las actitudes con este cambio pues puede traer muchas cosas buenas.


Apenas son 3 meses… en 6 meses les cuento si estamos en las mismas =P

Update: I was so wrong...

martes, 24 de junio de 2014

El del viaje a New Orleans y California...

Creo que si has leído entradas anteriores de este blog podrás darte cuenta que una de las cosas que más disfruto en esta vida es viajar, de hecho siempre digo que yo trabajo para viajar.
Especialmente me gusta de salir de México para conocer otras culturas, personas y formas de hacer las cosas.
Y que cosa mejor que viajar que ir de viaje gratis (o dicho de otra forma, que sea de trabajo y que te lo pague la empresa).
Es así que este año, el segundo viaje de trabajo (y por mucho el mejor) fue a New Orleans y a California.
En New Orleans fui al Congreso más importante que hay en la industria y aprendí muchas cosas. Creo que lo mejor fue conocer a todas las personas con las que he tratado estos 4 años pero que no había tenido oportunidad de conocer en persona. Todos mis contactos en Estados Unidos y Latinoamérica al fin tienen rostro!
Disfrute mucho la ciudad (aunque creo que hay poco que conocer), comí la especialidad: comida cajún, fui a Bourbon Street y me asombré de que todo lo que vi pudiera existir y estar permitido en Estados Unidos, tomé un barco por el Río Mississippi, gaste lo que nunca he gastado en USA y me divertí muchos con mis ahora amigos de Guatemala, Chile, Colombia y Brasil.

New Orleans desde el Río Mississippi

La segunda escala en este viaje fue California, específicamente la ciudad de Monrovia.
Tantas veces imagine estar ahí que cuando estuve ahí no lo creía (además de que sentí que todo pasó demasiado rápido). Igualmente conocí a más personas con las que había hablado o escuchado por tanto tiempo y también conocí el corporativo y la planta (en esta visita fui con mi nueva jefa, de la cual hablaré en un post próximo).
En el grupo que visitamos Monrovia también estaba gente de Francia, Alemania, Lituania, Turquía, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, por lo que igualmente fue una experiencia cultural interesante.

Monrovia (la vista desde mi habitación de Hotel)

Y finalmente, la tercera escala de este viaje fue la ciudad de Anaheim, específicamente para visitar Disney California Adventure (nunca había ido a Disney, así que se imaginaran). Además, coincidió que mi hermano estaba en Los Ángeles con sus amigas así que esta aventura estuve con ellos.

Disney California Adventure

Desde hace ya algunos años he pido realizar un viaje internacional por año (2009-Canáda, Seattle, 2011-Grecia, Turquía, Roma, Inglaterra y Bélgica, 2012-Nueva York, 2013-Chicago, Atlanta, 2014-New Orleans, California) y definitivamente esto es una de las cosas que más me apasionan. Espero poder seguir haciéndolo y disfrutar de cada paisaje, cada ciudad y cada experiencia nueva que se ponga frente a mí.

¿Cuál es el siguiente? Quizá playa, quizá Europa, quizá solo deje que el tiempo decida.